¿Qué efectos del alcohol tienes a la mañana siguiente de emborracharte? ¿De dónde vienen esas lagunas tan normales después de una noche de borrachera? Te lo contamos todo en este artículo.

Unos más y otros menos a veces nos pasamos y notamos los efectos del alcohol al día siguiente. Puede que haya habido alguna mañana que te hayas  levantado con unas extrañas “lagunas” en el cerebro por culpa de la última copa.

No todas las lagunas o amnesias son iguales, puede que experimentes amnesias fragmentarias o amnesias en bloque, es decir, que te olvidas de largos periodos de tiempo. Sin embargo, ambas ocurren por la misma causa: una interrupción neuropsicológica y química del hipocampo, una de las regiones del cerebro responsable de la memoria.

El consumo excesivo de alcohol interfiere con los receptores del hipocampo que transmiten glutamato y durante esas interferencias, el habitual efecto del alcohol es que impide que algunos receptores funcionen correctamente.

Todo esto también afecta a la comunicación neuronal y a la potenciación a largo plazo, esto es un proceso que interviene en los procesos de aprendizaje y de memoria. En pocas palabras, el cerebro pierde la habilidad de crear nuevas memorias o recuerdos, aunque se puedan realizar otro tipo de tareas como hablar (más o menos), enviar mensajes, vestirse…no se tendrá la capacidad de recordar lo que se ha hecho.

Estudios sobre este tema han demostrado que la causa principal de estas lagunas son el aumento repentino del nivel de alcohol en sangre, no es tanto la cantidad sino el tiempo en el que se consume (a menor tiempo mayor peligro). 

En definitiva, mejor para prevenir los efectos del alcohol durante y después de su ingesta y evitar estas lagunas, lo mejor que puedes hacer es ir reduciendo la cantidad ingerida y si se bebe alcohol hacerlo de manera pausada.

RelatedPost

Pin It on Pinterest

Share This