Si comprendes las leyes básicas de las emociones tendrás una gran base para aumentar tu inteligencia emocional. En este artículo te contamos las siete leyes básicas de las emociones. 

__________________________________________________________________________________

¿Por qué son importantes las emociones?

Las emociones mueven el mundo. Son las emociones las que hacen que hoy tú estés leyendo esto, hoy trabajes donde lo haces y vivas en el lugar que has escogido.

Son tan importantes las emociones que tienen sus propias leyes, si entendemos estas leyes podemos comprender y gestionar mucho mejor nuestros sentimientos y emociones.

Las Leyes Básicas de las Emociones

En este artículo te voy a explicar las leyes básicas de las emociones más importantes que es conveniente que tengas en cuenta  a la hora de poner en práctica tu propia inteligencia emocional.

1. Ley del condicionamiento situacional. Cada una de nuestras emociones, enfado, alegría, tristeza, etc. proviene de una situación, es una circunstancia la que activa estas emociones y es conveniente tener claro que tipo de situaciones derivan en determinadas emociones.

2. Ley de la preocupación. Sentimos porque nos preocupamos, cuando algo nos es indiferente no sentiremos una emoción demasiada intensa para ser tenida en cuenta.

3. Ley de la realidad aparente. No existe una única realidad, sino que es la forma en la que interpretamos dicha realidad la causante de la emoción que experimentemos. La realidad es diferente para todo el mundo, al igual que las emociones que emanan de ella.

4. Ley de cambio. Las emociones responden rápidamente a los cambios. Imagina que estás alicaído o triste y de momento te llaman para darte una súper buena noticia, tu emoción cambiará al instante.

5. Ley de habituación. Aunque parezca complicado, los seres humanos nos acostumbramos con relativa facilidad a las circunstancias que se nos dan en la vida, y con el paso del tiempo las emociones que experimentamos en una determinada situación irán bajando de intensidad.

6. Ley de la comparación. Cada uno de nosotros comparamos nuestro “yo real” con nuestro “yo ideal”, por lo que nos pasamos la vida comparando lo que está sucediendo en este momento presente con nuestro marco de referencia ideal, es decir, con lo que nos gustaría que estuviera pasando. Esta comparación también nos hace sentir y emocionarnos, dependiendo de la distancia entre el “yo real” y el “yo ideal”.

7. Ley de la conservación del momento emocional. Se dice que el tiempo cura las heridas, sin embargo, en muchos casos esto no es así. Los recuerdos o eventos pueden retener su poder en nuestra mente por tiempo indefinido. Para quitarles el poder podemos volver a experimentarlos y eliminar su importancia o reevaluarlos. Una vez disminuido su importancia y significado podemos reducir la carga emocional.

Estas son siete leyes básicas de las emociones que conviene tener en cuenta a la hora de comenzar a gestionar nuestras propias emociones y encontrar el significado de cada una ellas. Mantén un diálogo fluido con tus emociones, aplica este decálogo y ¡verás resultados sorprendentes!

Pin It on Pinterest

Share This